IntrumentosMusicalesParaNiños.com nace para poner en valor la importancia de una buena educación musical en niños (0-16 años), poner de manifiesto la relevancia, asesorar a madres, padres e hijos acerca como llevar a cabo una buena educacion musical , aconsejar y recomendar que instrumentos musicales usar atentiendo a las diferentes relaciones de necesidad-uso-calidad-precio.

Instrumentos Musicales para Niños

Compras de instrumentos recomendadas

Si a mi me gusta la música y a mi hijo noto que también le gusta la música

  • ¿Que puedo hacer para que mi hijo tenga una bonita y buena relación con la música?

En realidad las personas nacemos predispuestas aque nos guste la música, con lu cual lo mejor que se puede hacer a un niño durante todo su desarrollo es facilitarle el escuchar música. Lo mejor es que el niño escuche mucha diversidad, todos los estilos posibles y en entornos agradables. Niña escuchando música

            Todos pensamos que para aprender música hay que estudiar música, ya sea porque te enseñe un familiar que es múusico, porque te matricules en una escuela de música en tu pueblo, clases particulares, conservatorios, etc. Esto es así en parte: una de los componentes del aprendizaje y comprensión de la música más importante es escuchar música, y diría más, escuchar música de forma activa, y aun mejor con criterio analítico además del natural.

¿Que significa esto? Hay varias formas en la que uno se dispone a escuchar música, una es mientras realiza otras tareas, deberes, lectura, etc o para relajarse simplemente, escuchar música de forma activa y analítica es prestar toda nuestra atención a lo que escuchamos y sacar el máximo de conclusiones que podamos, por ejemplo; cuantos instrumentos están sonando, si se repiten estrofas músicales o no, ¿hay coros? ¿hay instrumentos solistas o de improvisación?, ¿hay percusiones, batería, congas, bongos, etc?

Todo esto es muy bueno fomentarlo en nuestros hijos y  en nosotros mismos, de echo es una actividad cultural, bonita y divertida que se puede hacer con ellos.

Únicamente haciendo y fomentando esto predisponemos a un niño a que le resulte mucho más fácil en el futuro o presente tocar un instrumento y relacionarse con la mñusica de forma más estrecha

  • ¿Como puedo hacer que mi niño aprenda a tocar un instrumento musical?

  • ¿Donde y como elegir una buena escuela o profesor de música?

  • ¿Es interesante que mi hijo estudie en el conservatorio?

  • ¿Como saber  el instrumento musical que más le conviene a mi niño?

  • ¿Que instrumento musical o instrumenos musicales puedo comprarle a mi niño ?

Éstas son las preguntas que todos los padres deberiamos hacernos para que nuestro hijo tenga una relación saludable y exitosa a la hora de motivar y fomentar que nuestro hijo aprenda a tocar un intrumento.

Bondades de la música en niños

Bondades de la música en niños

A todo el mundo nos gusta la música, esto es así. Es algo bastante sabido que la música nos genera muchos beneficios, aunque está demostrado que estos beneficios son muchos más y en muchos más ámbitos de los que nos pueden parecer a priori, estos son algunos ejemplos

Aumento de la memoria, la atención y la concentración

Al atender a la melodía y a la letra de las canciones, los niños aprenden a recordar y reproducir lo escuchado mientras se divierten cantando. Es una actividad que les encanta y que a la vez refuerza todas estas características.

Mejora de la fluidez de expresión, tanto hablada como corporal

Ésta se desarrolla al cantar y bailar. Entonar la letra de una canción resulta sencillo cuando se conoce su ritmo, por lo que el niño puede repetir frases complejas que de otro modo no utilizaría. El baile le aporta la capacidad de expresarse con el cuerpo y tocar un instrumento añade una nueva forma de comunicación

Mayor facilidad para la resolución de problemas

La percepción de los patrones rítmicos aumenta el razonamiento del niño para encontrar soluciones más complejas a problemas matemáticos y de lógica. Si además se le añade la educación musical, el efecto aumenta: comprender la duración de las notas en una partitura activa directamente la zona del cerebro relacionada con las operaciones matemáticas.

Estimulación de la imaginación y la creatividad

Enfrentarse a una disciplina artística hace que se desarrolle el mundo interior del niño. También aumenta su habilidad para desplegar otras materias de la misma rama, como el dibujo y la pintura. Además, el reconocimiento de patrones rítmicos en una melodía actúa sobre la región creativa y la motivadora del cerebro, impulsando directamente al niño a desarrollar su imaginación.

Refuerzo del lenguaje

Las letras de nuevas canciones aportan palabras y sonidos para que el niño pueda ampliar su vocabulario. De nuevo, cabe mencionar la facilidad para reproducir frases complejas cuando se sigue un ritmo que en otro contexto el niño no utilizaría. La música es también un gran apoyo para el aprendizaje general, por lo que puede ser un recurso didáctico directo.

Desarrollo del equilibro, los sentidos y los músculos

Al bailar adaptando sus movimientos a los ritmos, el niño adquiere mayor coordinación, fuerza muscular y sentido espacial. Le ayuda a aprender a moverse y a ser consciente del espacio que le rodea.

Enriquecimiento del intelecto

La evocación de recuerdos relacionados con la música provoca un desarrollo intelectual mayor en el niño. La creación de memorias está relacionada en muchas ocasiones con canciones y hay recuerdos concretos que se despiertan con gran facilidad al volver a escucharlas.

Aumento de la sociabilidad

La música les da la oportunidad de interactuar con otros niños y con adultos, dándoles más ocasiones para desarrollarse en sociedad. Bailes en grupo, grupos de canto o el simple hecho de conocer la misma canción hacen que los niños puedan conocer a más gente y divertirse juntos.

Mayor control de los estados de ánimo

La música evoca emociones tanto en niños como en adultos: puede relajarnos o puede activarnos cuando escuchamos las melodías correctas. Escuchar canciones alegres puede mejorar desde un momento triste hasta un estado importante de estrés.

Mejora de autodisciplina

El niño asocia melodias a ritmos, las volverá a realizar cuando vuelva a escuchar la melodía , esto genera unas rutinas que hace al pequeño mas disciplinado.

Aumento de la autoestima

El aprendizaje de canciones y bailes, ya sea como ocio o como actividad supervisada, aporta al niño mayor amor propio mediante una acción divertida y entretenida. Conseguir tocar una melodía con un instrumento provoca la misma reacción

Mejora de la salud

La música tiene el efecto de aliviar el dolor y fortalecer el sistema inmunológico. También ayuda a coordinar la respiración y los latidos del corazón, por lo que consigue calmar y relajar. Escuchar melodías tranquilas y alegres ayuda para la recuperación tanto física como mental. Los beneficios son extensos y muy variados. A ellos se puede sumar el hecho de que este desarrollo cerebral afecta una vez pasados los años también al adulto, por lo que se puede comprobar que la música es de vital importancia en el ambiente infantil. Tanto padres como educadores deben conocer estos efectos positivos para ser conscientes de la repercusión que implica el uso de melodías y canciones durante la educación del niño y para saber rodearle de un ambiente que fortalezca su desarrollo. La música es un refuerzo positivo y poderoso para todos.

Fuentes:

https://www.mundoprimariacom/primaria/musica-ninos-beneficios.html

Instrumentos musicales infantiles

Una vez dejado claro todas las ventajas y beneficios de la música en los pequeños (y no tan pequeños) veremos ahora que tipo de instrumentos debemos proporcionarles para que fomentar e inspirar la relación niño-música.

Lo primero que debemos de tener claro es que hay que hacer un sesgo por edades, como está configurado el menú de esta web.Esta división es importante, ya que sería muy contraproducente comprarle a un bebé de un año una guitarra de un niño de 8, no tendría ningún sentido.

Los sesgos de edades serían:

Bebés de 0 a 2 años

Para los bebés la educación como no podría ser de otra manera debe ser con juegos, por tanto los instrumentos musicales que pongamos a su disposición deben ir en la linea de jugar, descubrir y probar. Deben ser juegos dirigidos y diseñados para bebés, con colores, botones, etc. Por supuesto tener siempre en cuenta la calidad de estos juguetes para la seguridad del niño.

No se debe pretender que un bebe en los dos primeros años de vida aprenda a tocar un instrumento, pero que se familiarice con juegos musicales y la música ya es un gran punto de partida hacia la siguiente etapa.

Niños de 3 a 7 años

En esta franja de edad también los instrumentos musicales van en la linea de juegos, más que instrumentos formales. Existen instrumentos/juegos diseñados especialmente para estas edades, si bien es cierto que ya no serían los mismos que los de bebés. Esta franja de edad si es ideal para probar con tu hijo a proporcionarle, paulatinamente, instrumentos-juegos de varios tipos y observar por que tipo de sonidos se interesa mas: guitarra, piano, percusión o batería, instrumentos de viento, cuerda, etc. Estos juegos responden de forma más directa a las acciones de los niños para preparar al peque para su siguiente etapa que es ,ya si, aprender a tocar un intrumento.

Es importante de cara a la siguiente etapa donde el pequeño ya si comienza el aprendizaje de un instrumento y lo ideal es que comience con alguno que realmente sienta atracción. Todo músico tiene un instrumento que es el que va con él, cuanto antes se sepa cual es mejor. Hay músicos que han encontrado su instrumento después de llevar 15 años estudiando música. Esto es triste además que puede ser motivo de abandono, o desinterés 

Hay pedagogos que ofrecen «clases de música» para peques a partir de 4 o 5 años, siempre entender que a esta edad este especialista lo que realiza son funciones de motivación y siempre a través de juegos, esta edad no es la recomendada para pedir resultados musicales con un instrumento  a un niño.

Niños de 8 a 12 años – Acceso a conservatorio

Esta edad es ideal para que un niño comience a aprender a tocar un instrumento: guitarra, piano, violin, chelo, flauta, saxofón, percusión, batería,

Hijos mayores de 12 años

 

Como elegir centro de estudios musicales o profesor de música para mi hijo